Lubricantes biodegradables, respetuosos con el medioambiente

 In Consejos, Lubricantes

Los lubricantes biodegradables son los menos dañinos para el medioambiente. Gracias a su formulación, estos aceites se descomponen fácilmente en el agua o en la tierra y no contaminan el entorno. Además, no contienen sustancias tóxicas que puedan perjudicar nuestra salud.

Por tanto, el uso de lubricantes biodegradables es la mejor opción para la lubricación de mecanismos y aplicaciones que operan en exteriores (motosierras, cadenas, puentes, remolcadores, vías férreas…), o bien, cuando existe riesgo de contaminación medioambiental. Este es el caso de los lubricantes no recuperables y los aceites sujetos a fugas accidentales, como los hidráulicos, cajas o transmisiones, por ejemplo.

Podemos dividir los lubricantes biodegradables en dos grupos: inherentemente biodegradable y fácilmente biodegradable. ¿Qué características tiene cada uno?

Los inherentemente biodegradables son aquellos que se degradan hasta un 20% en un periodo de 28 días. A este grupo pertenecen la mayoría de los lubricantes de base de aceite mineral, hasta ISO VG 320.

En cambio, los fácilmente biodegradables alcanzan hasta el 60% de degradación en 28 días, lo que excluye a la mayoría de los aceites minerales.

lubricantes biodegradables para gruas

Los lubricantes biodegradables son respetuosos con el medio

Los lubricantes biodegradables se usan prácticamente todas las empresas, públicas o privadas, que desarrollan su trabajo en entornos con riesgo medioambiental y están obligadas a emplear este tipo de aceites porque no contaminan y son respetuosos con el medio.

¿En qué tipo de aplicaciones se utilizan estos lubricantes? La lista es muy amplia. Por ejemplo, se usa para grúas de carga y descarga portuaria, un puente levadizo ubicado sobre un río, maquinaria de energía hidráulica situada en presas o aerogeneradores marinos.

Pensemos un poco en las consecuencias que tiene el uso de un lubricante para equipos que trabajan en entornos que son más sensibles. Si hay un derrame o fuga, el aceite cae sobre el agua o el suelo. Si el producto no es biodegradable, el impacto es muy negativo para el medio (acuático o terrestre), una amenaza que eliminamos con el uso de lubricantes biodegradables.

El peligro de contaminación no solo está presente en la lubricación de grandes mecanismos, sino que también hay que tomar conciencia cuando se emplean equipos más pequeños, como una motosierra de podar, por ejemplo. El corte se hace con un lubricante que funciona a pérdida, es decir, la cadena despide el producto y este cae al suelo. Si empleamos un lubricante biodegradable, evitamos el deterioro del medio.

Muchas de las potenciales fuentes de contaminación que tiene el agua están vinculadas con el aceite. Pensemos en la maquinaria que opera sobre ríos o pantanos o en las embarcaciones, ya sean profesionales o de recreo, que se desplazan por un río o el mar.

Gran parte de los trabajos de Obra Pública se realizan en entornos naturales. Durante la ejecución de estas actividades, los aceites hidráulicos y de transmisiones, que se emplean en la maquinaria, en caso de pérdidas o vertidos accidentales suponen una auténtica amenaza para el medioambiente.

En la montaña, además de los equipos que se utilizan para podas u otras tareas de mantenimiento forestal, existen otros mecanismos que deben lubricarse y están en contacto directo con la naturaleza, como telesillas, telecabinas, motonieves o quitanieves, por ejemplo.

lubricantes biodegradables para telesillas

Otro sector que debe preocuparse por el uso de lubricantes biodegradables es el de la agricultura, dado que emplea muchos equipos o maquinaria (motosierras, vibradoras, tractores, cargadoras, cosechadoras…), cuyos componentes necesitan lubricación y las pérdidas o contacto accidental suponen una auténtica amenaza para el entorno natural.

Por último, para el sector de la producción de energías sostenibles, como plantas de biomasa, centrarles solares o eólicas, también es recomendable el uso de aceites que no sean tóxicos para los entornos con los que están en contacto.

Como podemos comprobar, es muy importante tomar conciencia sobre la importancia que tiene recurrir a los lubricantes biodegradables, sobre todo, cuando se opera en ambientes que son más sensibles.

Existe una amplia gama de estos aceites que cumplen con los requisitos requeridos para garantizar el funcionamiento del equipo o maquinaria sobre la que se aplica.

Por tanto, tomemos conciencia y empleemos lubricantes biodegradables cuando las circunstancias así lo exijan. Si necesitas ampliar información sobre esta gama de productos, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Artículos recomendados

Enviar comentario

Escriba lo que quiera buscar y pulse Enter

Mantenimiento vehiculo