Puesta a punto y mantenimiento de las cosechadoras de algodón

 In Agricultura, Filtros

Estamos a pocas semanas para el comienzo de la campaña del algodón. Este es un buen momento para revisar el estado de la maquinaria y efectuar la puesta a punto y mantenimiento de las cosechadoras de algodón, que a buen seguro, nos ahorrará problemas técnicos una vez iniciada la campaña.

¿Cuáles son los puntos sensibles a revisar?

El motor es el alma de la cosechadora. Su buen funcionamiento está garantizado por tres aspectos básicos: el cambio de aceite; el cambio de filtros de aceite motor, de gasoil y de aire; y la revisión de nivel de líquido refrigerante.

Otro punto crítico a controlar es la transmisión y el sistema hidráulico, pues una revisión de los niveles de aceite y el cambio de los filtros hidráulicos y de transmisión nos evitará posibles problemas.

Por ultimo debemos revisar el filtro de la línea de agua de la máquina.

La lubricación de las cosechadoras, prioritaria

Como ya he destacado en publicaciones anteriores, no debemos desatender la lubricación de la maquinaria agrícola. Por este motivo, prestaremos mayor atención a aquellas piezas que van a estar más expuestas a un desgaste por uso. Así, pondremos especial cuidado en la lubricación con grasas de los husillos de estas cosechadoras.

Gracias a su formulación con aceites muy refinados y aditivos antidesgaste, las grasas para cosechadoras de algodón evitan la abrasión y prolongan la vida útil de las piezas con mucho desgaste por contacto metal con metal. Con su empleo, garantizaremos el máximo rendimiento al reducir el desgaste en estas superficies metálicas.

Conviene tener presente que la lubricación de las máquinas cosechadoras se basa en un engrase a pérdida. Por ello, debemos tener en cuenta la versatilidad del lubricante a utilizar, que será una grasa lubricante todo en uno.

Cosechadora de algodón

Limpieza del corte

Para la limpieza de los husillos, una opción es utilizar productos que posean propiedades detergentes e inhibidoras de corrosión. Este lubricante con alto poder desengrasante, mantiene limpios los husillos, despojadores y almohadillas de la maquinaria.

El limpiador es un líquido a base de aceite soluble en agua que se mezcla bien con agua de cualquier dureza. Aplica una película protectora a medida que lava el husillo, limpiando la suciedad, los materiales vegetales y otros contaminantes extraños de los husillos y componentes del recogedor de algodón.

Protege contra el desgaste, picaduras, óxido, corrosión, oxidación y evita que las almohadillas de humedad se sequen y endurezcan. Esto ayuda a mantener las cajas en buenas condiciones.

El limpiador, “mojante o champú” como se suele llamar coloquialmente, tiene que ser  compatible con la grasa del husillo y no lavará la grasa del husillo fuera de las áreas críticas que está lubricando, mientras que todavía cubre esas partes para protegerlas.

El limpiador de husillos de algodón es un concentrado que suele estar diseñado para usarse entre 0.1 y 0.3% por volumen en agua (1-3 litros por 1000 litros de agua).

Estas son algunas recomendaciones para la puesta a punto y el mantenimiento de la cosechadora de algodón antes de comenzar las semanas más duras de trabajo.Una práctica que si se lleva a cabo nos ahorrará muchos quebraderos de cabeza y, lo más importante, evitar paradas inesperadas durante la campaña.

El mantenimiento preventivo de la cosechadora de algodón garantiza una mayor seguridad y eficiencia en el funcionamiento de máquinas y componentes. Y en la maquinaria agrícola, con piezas sometidas a una alta exposición, la lubricación es fundamental. 

Artículos recomendados

Enviar comentario

Escriba lo que quiera buscar y pulse Enter

pautas de mantenimiento del filtro de cabina