Mantenimiento del fluido en un sistema hidráulico

 In Industria, Lubricantes

La eficacia de un sistema hidráulico no solo depende del buen estado del fluido hidráulico que se use, sino que también hay que tener en cuenta otros factores, como la revisión periódica del mismo, un elemento que también es clave para el mantenimiento y funcionamiento adecuado del circuito.

Recordemos que el sistema hidráulico utiliza un fluido bajo presión para accionar maquinaria o mover componentes mecánicos. Estos mecanismos se utilizan en todo tipo de entornos industriales grandes y pequeños, así como en equipos de construcción y vehículos.

El fluido hidráulico es el líquido que se necesita para la transmisión de energía en los sistemas hidráulicos. Su función es la siguiente:

  •         Transmitir potencia.
  •         Lubricar las partes en movimiento.
  •         Disipar calor o refrigerar.
  •         Sellar los espacios libres entre elementos.

Las características que tienen los fluidos hidráulicos tienen su mayor influencia en el rendimiento y duración de cualquier sistema hidráulico. Resulta primordial utilizar fluidos limpios y de alta calidad para lograr un funcionamiento eficiente del sistema.

Pero también, el mantenimiento adecuado del sistema es importante. Hay sectores industriales que deben realizar paradas cada cierto tiempo (periodos vacacionales, paradas técnicas ….).  Esto es algo que se debe tener en cuenta en las revisiones de estos equipos porque en función del tiempo de parada, las acciones preventivas varían.

¿Qué hay que hacer en cada caso? A continuación, lo explico con detalle.

claves de mantenimiento del  aceite del sistema hidraulicoMantenimiento del fluido hidráulico tras paradas de corta duración: hasta 3 semanas

En este caso, antes de volver con la actividad es recomendable extraer una muestra del fluido hidráulico y analizar una serie de valores, en función de las características del circuito:

  •         Viscosidad a 40 ºC
  •         Contenido en agua (%)
  •         Índice de acidez (mg KOH/g)
  •         Espectro Infrarrojo (IR)
  •         Análisis metalográfico
  •         Contaminación

En función de los resultados, se planifican las acciones correctivas necesarias para que el fluido se mantenga en óptimas condiciones.

Mantenimiento del fluido hidráulico tras una parada prolongada: 4 semanas o más

En este caso, lo más probable es que sea necesario cambiar el aceite hidráulico, pero antes es recomendable limpiar el circuito con un limpiador adecuado siguiendo este procedimiento:

Antes de nada hay que drenar el sistema, mientras el fluido está en funcionamiento para que se arrastren los contaminantes en suspensión.

Después hay que asegurarse de vaciar el fluido de los cilindros, acumuladores y líneas donde es más difícil el drenaje.

Limpiar el depósito y retirar los lodos acumulado por óxidos del producto.

Cambiar el fluido hidráulico de engrase por el limpiador y dejar trabajar el equipo de 1 a 2 días.

Tras este periodo de 24 a 48 horas y, una vez que comprobemos que la máquina está limpia, eliminar el limpiador y sustituirlo por el aceite hidráulico.

Reemplazar o limpiar los elementos filtrantes.

Eliminar el aire ocluido en las tuberías para evitar cavitaciones en el arranque.

Reiniciar el equipo y comprobar que el sistema hidráulico funciona sin problema.

claves para el mantenimiento del fluido hidraulico

Cuando el sistema hidráulico necesita una limpieza a fondo

Si el circuito necesita una limpieza a fondo, porque hay lodos o barnices por la oxidación del fluido hidráulico y la acumulación de agua, polvo o suciedad, se recomienda la utilización de un limpiador adecuado para esta función.

En este caso el procedimiento sería el siguiente:

Sacar el aceite hidráulico y quitar los filtros del circuito. Drenarlo, eliminando el fluido de los depósitos, las líneas, los acumuladores y los accionamientos.

Llenar el depósito, con la cantidad mínima de limpiador para que la bomba pueda trabajar, y ponerla a funcionar durante 15 minutos en vacío.

Después, activar la máquina, de 2 a 6 h, según necesidades, sin carga, accionando todos los movimientos que tenga.

Limpiar los filtros y sus carcasas aparte.

Vaciar el limpiador de la máquina, dejándola escurrir. Después montar los filtros y llenarla con el aceite hidráulico nuevo.

Es muy importante que el vaciado se haga del modo más exhaustivo posible para evitar la oclusión del aire de las tuberías, que podría producir cavitaciones a la hora del arranque.

Una vez rellenado con el nuevo fluido hidráulico, comprobar que la viscosidad no ha sufrido ninguna variación. Poner en marcha el circuito y transcurridos 15 minutos de funcionamiento, comprobar el nivel del fluido del depósito.

Como puedes comprobar, el buen mantenimiento del sistema hidráulico combina el uso de un fluido hidráulico de calidad y acorde a las necesidades del equipo, con una revisión adecuada del equipo, sobre todo, tras los periodos de parada de la maquinaria. No dudes en ponerte en contacto conmigo, si necesitas ampliar información sobre este tema. 

Artículos recientes

Enviar comentario

Escriba lo que quiera buscar y pulse Enter

Efectos de la corrosion en los metalesIndustria alimentaria