Mantenimiento del tractor, checklist para evitar contratiempos

 In Consejos

Como ya he insistido en anteriores post, cuando se trabaja con maquinaria agrícola es fundamental llevar a cabo una serie de tareas de mantenimiento preventivo tales como el revisión y cambio de los filtros, la comprobación de los lubricantes o el repaso del estado de otras piezas que son importantes para el funcionamiento adecuado de nuestro vehículo.

Apostar por una buena puesta a punto de nuestro tractor o cosechadora, es una decisión acertada, ya que nos ahorrará problemas a medio y largo plazo. He preparado un resumen de acciones que son imprescindibles realizar y que debes incluir, sí o sí, en tus labores de mantenimiento habitual.

Checklist para el mantenimiento del tractor

El uso de un tractor se mide por horas de trabajo. Por ello, es importante realizar las siguientes revisiones en el periodo de tiempo recomendado:

  • Cada 10 horas: nivel de aceite, agua del radiador y filtro de aire.
  • Cada 100 horas: cambio de aceite de motor.
  • Cada 200 horas: cambio de filtros de aceite del motor, revisión del filtro de aire y frenos (verificando el nivel del líquido).
  • Cada 400 horas: cambio de los filtros de combustible.
  • Cada 600 horas: controlar el filtro de aire, revisar el tanque de combustible, los rodamientos, la caja de dirección y cambio de los filtros de transmisión.
  • Cada 1200 horas: cambio del filtro de dirección hidráulica.

Ojo con el aceite

Y como siempre, otro pilar fundamental en el mantenimiento del tractor para que tu vehículo no falle es comprobar el estado de la lubricación, ya que muchos componentes requieren de un buen engrasado para funcionar adecuadamente. Para ello, siempre emplear:

  • Aceite motor: aceite de “viscosidad ligera”para lubricar elementos muy sensibles y sometidos a mucho estrés mecánico. Posee propiedades de limpieza, de sellado del conjunto pistón-cilindro y debe ser capaz de operar en el motor pero sin llegar a contaminarse por los gases de escape. El consumo excesivo provoca humo blanco-azulado en el tubo de escape.
  • Aceite transmisión: más viscoso que el aceite motor. Lo aplicaremos en engranajes que operan en condiciones de alta velocidad con poca carga o justo lo contrario, baja velocidad y altas cargas. El aceite de transmisión forma un “colchón” hidrodinámico que protege contra la fricción la superficie de engranajes ejes y cojinetes. Debe tener una buena circulación en el sistema hidráulico y asegurar un coeficiente de fricción adecuado para permitir que los frenos y embragues húmedos se agarren firmemente sin calentarse ni patinar.
  • Grasas: ante la variedad y aplicaciones, podremos contar con grasas “multiuso” que combinan propiedades de grasas especializadas, grasa de litio y calcio, con una mayor resistencia al cizallamiento.

mantenimiento del tractor

Y no olvides en el mantenimiento de tu tractor:

  1. Las revisiones y mantenimiento, siempre con el motor apagado y dejándolo enfriar.
  2. Un tractor limpio evita el deterioro de elementos y aparición de problemas por filtraciones de basura.
  3. Evitar sobrecargas.
  4. Atención a los indicadores de temperatura, presión del aceite y tacómetro.
  5. Tener a mano el manual de instrucciones del tractor y contar con herramientas específicas para las tareas de mantenimiento.

En esto suelo ser muy insistente, pero un adecuado mantenimiento del tractor es una garantía para prolongar la vida útil del mismo y, sobre todo, para tu tranquilidad.

Artículos recomendados

Enviar comentario

Escriba lo que quiera buscar y pulse Enter

tapones o respiradores de depositomedir concentracion de lubricantes refrigerantes