¿Por qué hay que medir la concentración de los lubricantes refrigerantes?

 In Consejos, Lubricantes, Procesos de Metales

El control de los lubricantes refrigerantes es fundamental para evitar problemas en la línea de producción y, por tanto, no tener que hacer paradas inesperadas que pueden acarrearnos muchos quebraderos de cabeza.

Dentro de esta supervisión, medir la concentración de los lubricantes refrigerantes es clave porque, además de mantener la maquinaria bajo control, es muy importante asegurar la durabilidad de las emulsiones del fluido.

El mantenimiento de una determinada concentración de principios activos tiene una influencia esencial en el comportamiento operativo de los lubricantes refrigerantes. Medir las concentraciones con regularidad evita pérdidas económicas por averías inesperadas y nos permitirá proteger los equipos y garantizar la seguridad en el proceso.

Cómo medir la concentración de los lubricantes refrigerantes

Es una tarea en la que no hay que invertir mucho tiempo y es muy sencilla llevarla a cabo. Para ello, se necesita un refractómetro bien manual o electrónico, un dispositivo que es capaz de detectar fácilmente variaciones en la concentración, anticipándose si existe problemas de calidad.

Basta con echar unas gotas de emulsión en el refractómetro y ver en la escala en que numero se hace el corte. Para saber el porcentaje de la concentración del lubricante refrigerante, hay que multiplicar el número que nos indicaba en la escala del refractómetro por el factor o índice de refracción específico del lubricante refrigerante que estamos consumiendo.

A modo de ejemplo, para medir la concentración de una emulsión primero hay que calibrar el refractómetro. Para ello, echamos unas gotas de agua en el dispositivo y girando el tornillo que hay en la parte superior pondremos la línea de corte en el 0 de la escala.

A continuación, consultamos la ficha técnica del refrigerante para asegurarnos que estamos usando del factor o índice de refracción correcto. Por lo tanto, si estamos usando un lubricante refrigerante que tiene de índice o factor de refracción, por ejemplo, 2 (este dato tiene que aportarlo el fabricante del producto en la ficha técnica del mismo) y en el refractómetro estamos viendo que el corte del producto esta en la escala en el numero 5,5, esto quiere decir que la concentración del producto es del 11% (2 x 5,5).

Midiendo concentracion de ph con refractometro

Es muy habitual pensar que el resultado que nos da en la escala el refractómetro es el porcentaje de concentración del refrigerante en la emulsión. Esto es así, solo si el índice o factor de refracción es de 1 y eso no ocurre en la mayoría de productos.

En el caso de los refractómetros manuales, la refracción tiene que compensarse respecto de la temperatura, porque los valores de medición refractométricos dependen considerablemente de la temperatura. Los valores de corrección de la temperatura tienen que computarse con el resultado de medición.

Sin embargo, con el refractómetro electrónico simplemente hace falta poner 1 – 2 gotas de muestra en el prisma de medición y pulsar un botón. En apenas unos segundos, se muestra digitalmente el resultado de medición ya con compensación de temperatura.

Una prueba fiable y eficaz para mantener las propiedades del refrigerante

Como puedes comprobar, medir la concentración de lubricante refrigerantes con este instrumento es rápida y segura, de modo que es recomendable incluir este seguimiento en las labores rutinarias que se lleven a cabo para mantener el fluido en buenas condiciones.

Es muy importante asegurar la durabilidad de la eficacia del refrigerante y el efecto de protección anticorrosiva, a través de la medición y regulacion periódica de las concentraciones. No obstante, con el paso del tiempo la lectura del índice de refracción del líquido se complica.

El índice depende del tamaño de las gotas de aceite de la emulsión. Si con el tiempo, se mezclan otros tipos de aceite en la emulsión, esto puede influir en el tamaño de las gotas o en el grado de dispersión.

Cuando la visión de la medición ya no es nítida en el refractometro, podemos utilizar una  probeta que llenaremos de emulsión y añadiremos un 0,1 – 0,2% de un emulgente de apoyo para volver a obtener una emulsión “limpia” que nos permita ver con claridad el corte en el refractómetro.

La misma cantidad de emulgente de apoyo deberá ser agregada a continuación en una probeta de agua. Por este procedimiento, el índice de refracción medido se descontará de la medición que se haga posteriormente con el refractómetro, para multiplicar luego la diferencia por el factor refractométrico.

mantenimiento lubricante refrigerante

En caso de que no consigas tener con claridad el índice de concentración del fluido, lo aconsejable es que te pongas en contacto con quien te suministre el lubricante refrigerante porque estas pruebas también se pueden realizar en los laboratorios

En las cadenas de producción, es muy importante mantener a raya el mantenimiento de la maquinaria. Hay tareas tan sencillas como la medición de la concentración de lubricante refrigerante, que pueden ahorrarnos muchos costes y disgustos.

Artículos recomendados

Enviar comentario

Escriba lo que quiera buscar y pulse Enter

Mantenimiento vehiculo